Estas Navidades regálate la cocina o el vestidor que siempre has soñado

Otro año que llega la Navidad y te toca elegir regalo. Siempre solemos pedir lo mismo año tras año, que si un perfume, un reloj, alguna prenda de ropa, unos zapatos o zapatillas de deporte, algo de maquillaje, un Smartphone u ordenador porque se nos ha roto o queremos actualizarnos.

Llega un momento en que se nos acaban las ideas, ¿verdad? Y recurrimos a la típica frase de “si es que ya tengo de todo”… Pensándolo bien, ¿qué prefieres alguna de las opciones típicas que hemos mencionado más arriba o llevar por fin a cabo algo por lo que llevas mucho tiempo ahorrando y meditando? ¿No crees que este 2020 te mereces un regalo diferente? Maderas Gámez te propone una idea tentadora, ¡regálate una cocina o un vestidor! Sabemos que este obsequio no se trata de un simple detalle, sino todo lo contrario, un regalazo. Y estas navidades, te lo has ganado. ¡Tantos años trabajando es lo que tiene! Ahora puedes permitírtelo.

Sabemos que llevas bastante tiempo reflexionando la idea de dar el paso, de reformar tu vieja cocina, aquella que aún no te atreves a cambiar por pena, pero que sí, que ya está más que amortizada, ¡es hora de cambiarla! Con tu nueva cocina vas a a ganar espacio, luminosidad, comodidad y sobre todo satisfacción ya que la sensación de disfrutarla haciendo vida en ella y compartiendo momentos, no tiene precio.

Así podría ser tu regalo de este año…

 

Cocina

cocina

cocina

Eh, ¿y qué hay del vestidor? Tantos años viendo como otras personas disfrutan de este atractivo espacio, ahora ha llegado tu turno. Si eres de los que los armarios se te han quedado pequeños, es hora de buscar una solución. Muchas personas creen que se trata de una cuestión meramente estética y si lo es, pero no solamente eso, también responde a una necesidad básica como es la utilidad y el orden en función del volumen de prendas y complementos que tienes a tu disposición.

El hecho de tener todo apretujado hace que con el paso del tiempo acabemos repitiendo vestuario con tal de no gastar tiempo rebuscando en el armario. Si te has sentido identificado con este problema, es que necesitas más espacio. Nosotros te proponemos que conviertas ese espacio de tu casa que apenas se usa para convertirlo en un vestidor. Ahorrarás tiempo y sobre todo volverás a sentir la ilusión por combinar tus conjuntos cada mañana.

Cuando hablamos de vestidores puede que se nos venga a la mente espacios amplios, pero no hace falta mucho para contar con un buen vestidor, es más buscar y saber aprovechar el espacio que los metros en sí.

Aquí os dejamos algunas ideas para que os sirvan de inspiración:

vestidor

vestidor

vestidor

Este año que entra marcarás un antes y un después en tu hogar, ya que habrás cumplido uno de tus deseos, qué digo, ¡sueños! ¿Nos ponemos manos a la obra? Y por supuesto, no podemos despedirnos sin antes desearos una, ¡Feliz Navidad!

Maderas Gámez